Las ciudades de Castilla y León, se preparan para acoger la celebración de la Semana Santa considerado en algunas ciudades como bien de interés turístico internacional. Esta época, es la ocasión idónea para acercarse a vivir de lleno las procesiones y de paso hacer un poco de turismo. A continuación os proponemos varios planes, para que puedas disfrutar de tus días de descanso visitando la comunidad castellana.

Procesión nocturna en Ávila

Las calles de esta ciudad fortificada, acogen durante finales de marzo y principios de abril una de las procesiones emblemáticas que podemos ver estos días. El desfile nocturno acompañado de un silencio entre los asistentes, es uno de los pasos que más público atrae por la emoción que se vive durante el recorrido.

Una de las tradiciones que se puede ver en Ávila, es la Procesión de los Pasos que tiene más de 5 siglos de antigüedad. Este año, el consistorio ha querido incorporar como novedad un concurso de fotografía. De esta forma, el público podrá capturar sus momentos preferidos en estos días y de paso llevarse un premio.

Muralla de ávila

Pero no todo son procesiones, también puedes aprovechar para conocer los alrededores o disfrutar de bellos paisajes mientras te alojas en un bungalow de la zona.

El entierro de Genarín en León

Cuando hablamos de Semana Santa se nos viene a la cabeza las procesiones y los pasos. En la ciudad leonesa, celebran su particular fiesta. Genarín fue un vecino leonés conocido por su afición a la bebida, que en la década de 1930 se le atribuyeron 4 milagros. Su peculiar fallecimiento (le atropello un camión), sirvió para que los vecinos le rindieran un homenaje celebrando cada año su entierro en estas fechas.

Celebración de Genarín

Los cofrades recorren por la noche las calles del barrio húmedo, portando sobre sus brazos al famoso personaje. Es precisamente en ese lugar, donde todo aquel que se acerque debe hacer una parada obligatoria para disfrutar de sus deliciosas tapas. La mejor alternativa para que te dé tiempo a todo, es pasar un fin de semana por la provincia.

La tradición de Salamanca

El lugar, conocido por todos como la ciudad universitaria de Castilla y León, acoge estos días varios desfiles religiosos. Desde el viernes 23 de marzo, se podrán ver los diversos pasos que recorrerán las calles durante varias jornadas hasta el Domingo de Resurrección.

Cofrades

Destaca sobre todo la tarde del Viernes Santo, en la que se llevarán a cabo cinco actos simultáneos. Para poder ver todas las procesiones lo recomendable es quedarse varios días por la zona, y que mejor que hacerlo en medio de la naturaleza. Te recomendamos que te alojes en un bungalow, así te sentirás como que estás en tu propia casa pero contemplando unos preciosos amaneceres al despertar.

Conoce Palencia y Burgos en familia

Si las procesiones no son lo tuyo, puedes aprovechar a realizar turismo rural y conocer monumentos o paisajes en los pueblos de Castilla y León. Aunque si vas en familia, una alternativa es disfrutar del ocio esquiando en Alto Campoo, mientras te alojas en un camping de la comarca palentina. También puedes acercarte a conocer Las Merindades de Burgos, un paraje en el que los más pequeños disfrutarán de la naturaleza. Si el tiempo acompaña, los niños se podrán dar un chapuzón en la piscina que puedes encontrar hospedándote en la zona burgalesa.

Piscina del camping

Gastronomía en Valladolid y Segovia

Sin duda, otra de las cosas por las que resulta interesante acercarse a Castilla y León es por su calidad en los platos. A pesar de que la tradición dice que no se puede comer carne, sería todo un pecado irse sin probar el lechazo o el cochinillo de nuestra tierra.

El lugar donde mejor puedes comer la carne porcina es en la capital segoviana, el producto cuenta con D.O. Mientras que el lechazo de Castilla es característico de Tierra de Campos.

Lechazo de Castilla y León

Pero un buen plato debe ir acompañado siempre de un buen vino. En la capital de la comunidad, se encuentra la famosa ruta vinícola de Ribera de Duero. La forma de conocer todas las paradas, es quedarse en algunos de los alojamientos de la zona vallisoletana.

A su vez, en Segovia te recomendamos pasar un par de días para ver el acueducto o la granja de San Ildefonso. Así que si vas a hacer noche en la provincia, quédate en los campings de alrededor y disfruta de la alimentación que puedes encontrar en los restaurantes del establecimiento.

Olvida la rutina en Zamora y Soria

También un plan para aprovechar estos días, es escaparte unos días con los amigos al entorno rural y poder pasar con ellos un buen en la mejor compañía. Para ello,  los campings situados en las provincias de Zamora o Soria son una buena opción. Podrás estar apartado del estrés que puede producir la rutina diaria en la ciudad, y adentrarte en la naturaleza del lugar.