Con la llegada del frío y de la lluvia, se limitan mucho las actividades que hacer en Castilla y León. Sin embargo, el otoño y el invierno nos ofrecen otras alternativas para seguir disfrutando de los maravillosos rincones de la comunidad castellanoleonesa.

¿Dónde esquiar en Castilla y León?

Una de las principales actividades que asociamos a esta época del año es esquiar, las temperaturas gélidas nos permiten poder descender por las pistas de esquí de la región.

En total, Castilla y León cuenta con 6 estaciones con las que poner a prueba tus habilidades en esta modalidad deportiva.

La provincia de León, a la cabeza de las estaciones de esquí

León es la única provincia de Castilla y León que cuenta con 2 estaciones de esquí en sus municipios. El más conocido es el de San Isidro en Puebla de Lillo, al que cada año acuden varios miles de visitantes para practicar deportes como el esquí o el snowboard.

 

Estación de San Isidro

 

Además, la zona leonesa cuenta con otro punto clave especializado en este deporte de invierno. Se trata de la estación de esquí de Leitariegos en la localidad de Villablino, en plena comarca de Laciana.

Otros lugares donde esquiar en la comunidad

Pero no solo podremos practicar este deporte en León, otras provincias acogen su propia estación de esquí para que aproveches tu visita para hacer un alto en el camino y disfrutar de el paisaje nevado montado en un telesférico.

En plena Sierra de Béjar, encontramos la estación salmantina de la Covatilla. Otra alternativa es acercarte a degustar de la gastronomía del lugar con el famoso cochinillo segoviano y bajar la comida deslizándote por una de las pistas de la estación de esquí de la Pinilla en Cerezo de Arriba.

 

Estación de esquí La Covatilla

 

Por último si nos acercamos hasta la provincia de Burgos, encontramos la estación de esquí de Lunada, ubicada en plena Cordillera Cantábrica. El centro acoge también diferentes actividades deportivas de invierno, con las que poder disfrutar mejor del ocio a bajas temperaturas.

A su vez, en la sierra soriana de Urbión, se localiza nuestra última parada por las estaciones de esquí de la comunidad. Punto de Nieve de Santa Inés, está a medio camino entre los municipios Vinuesa y Montenegro de Cameros (perteneciente a La Rioja).

Paisajes nevados, una imagen irrepetible para la vista

Si no te gusta esquiar, existen otros planes que puedes hacer cuando el frío llega a Castilla y León.

Al ser una una época del año en la que hay menos afluencia de turistas, podrás visitar con tranquilidad los bellos rincones que esconde la comunidad castellana.

Precisamente con la llegada de la nieve, la naturaleza que alberga el medio rural se tiñe de blanco dejando unos paisajes únicos e irrepetibles. Si viajas con niños puedes divertirte haciendo un tradicional muñeco de nieve o una guerra de bolas.

 

Guerra de bolas de nieve

 

Provincias como Palencia, Valladolid o Zamora nos dejan parajes dignos de visitar tras el paso de la nieve. De esta forma, pasear por los Arribes del Duero, acercarse a la montaña palentina o conocer las bodegas de la zona de Ribera de Duero son algunos de los planes que no pueden faltar en esta época del año.

¿Dónde puedo alojarme en la provincia?

Que mejor manera para conocer la naturaleza nevada que alojarse en algún punto del medio rural. Los bungalows de los campings de Asecal, disponen de todas las comodidades para que te sientas como en casa.

 

Bungalows

 

Y no temas por el frío, ya que en nuestras instalaciones disponemos de calefacción para que entres en calor rápidamente. Además en los restaurantes de la zona podrás probar los guisos tradicionales de nuestra gastronomía.