Si estás buscando qué hacer en Valladolid, te proponemos a continuación un plan de viaje visitando los castillos de esta zona. La ventaja de la ruta de los Castillos de Valladolid es que podemos alargar nuestra visita todo el tiempo que queramos. La provincia cuenta con un gran patrimonio que podemos visitar en nuestro tiempo libre. Para que podáis planificar vuestro viaje, os damos una recomendación de paradas que no os podéis perder.

Castillo de Simancas

La primera parada dentro de la ruta de los Castillos que os recomendamos es uno de los mejor conservados. El Castillo de Simancas fue designado por Felipe II en la mitad del siglo XVI como lugar para albergar el archivo general. Todavía hoy en día cuenta con 35 millones de libros y legajos que forman parte de la historia de España.

Castillo de Simancas

Se construyó en 1468 sobre una alcazaba mora abandonada. Antes de ser registro del reino, sirvió como residencia y prisión.

Ubicación del Castillo de Simancas

 

El castillo de Portillo

Siguiendo la ruta, no podemos saltarnos la parada que tenemos en el Castillo de Portillo. Es especialmente atractivo por contar con diferentes etapas en su construcción.

castillo de portillo

Comenzó su alzamiento en el siglo XIV con la planta interior donde observamos arcos apuntados, una torre en forma de D y bóvedas góticas.

Ubicación del Castillo de Portillo

Castillo de Peñafiel en la ruta de los castillos

En Peñafiel encontramos una parada más dentro de la ruta de los castillos de Valladolid que os ofrecemos. El monumento que podemos disfrutar hoy en día es fruto de una reconstrucción que tuvo lugar en 1456, debido a que el original, construido en el siglo XI, fue derribado.

Castillo peñafiel

Si accedemos a su interior en los horarios de visita, podremos disfrutar del Museo Provincial del vino, con una muestra enológica de la Ribera del Duero. Se trata de una edificación con 210 metros de largo en la que se diferencian hasta 8 torres cíclicas.

Castillo de Montealegre de Campos

En el páramo de los Montes Torozos, nos llama la atención la fortaleza del siglo XIV de Montealegre de Campos. Construido en piedra de sillería, su presencia impone respeto desde el primer momento.


Usado como salvaguarda en la frontera entre el reino de Castilla y el Leonés, nos llamará la atención su estilo sobrio, pese a pertenecer al estilo gótico primitivo.

Castillo de Torrelobatón

Si os gusta visitar escenarios de películas, el Castillo de Torrelobatón fue uno de los lugares escogidos para grabar la película del Cid de Charlon Heston y Sofia Loren. Todo un acontecimiento en su momento que puede ser revivido todavía hoy en día con la exposición fotográfica.

Castillo de Torrelobatón

También los amantes de la historia encontrarán interesante esta parada en la ruta de los castillos. Concretamente, en este lugar se encuentra el Centro de Interpretación del Movimiento Comunero

Castillo de Tiedra

Aunque esta ruta puede ser mucho más larga, os proponemos por último pasar por Tiedra para terminar. Allí encontraremos una pequeña edificación que sirvió como fortaleza para la frontera entre reinos. Por eso, a diferencia de otros, su arquitectura es completamente defensiva.

castillo de tiedra

Si accedemos a su interior, nos cautivará su colección de antiguas armas y cascos de la época. Por desgracia, pese a que en el pasado funcionó como un lugar estratégico para la defensa, el castillo fue usado como palomar durante muchos años. Una auténtica pena para un monumento arquitectónico de estas características.

Si estás pensando en visitar la provincia de Valladolid y hacer la ruta de los castillos, cuentas con la opción de quedarte a dormir en los campings de la provincia.